Ahora estás visitando el sitio web de Philips lighting. Tienes disponible una versión localizada.
Sugerencias

    La sostenibilidad comienza por un ecosistema de Smart City

    Hacemos que el ecosistema de Smart City funcione para la nueva era urbana


    El año 2020 ha sido un año difícil para las zonas urbanas.

     

    Antes de que la pandemia golpeara, las llamadas “ciudades superestrella” estaban atrayendo nuevo talento y capital. En las economías en desarrollo, la densidad y complejidad de las zonas urbanas actuaban como poderosos estimulantes, e incluso como condiciones previas, para el crecimiento. El éxito económico de China, impulsado por sus amplios grupos de población, solo contribuyó al prestigio de la ciudad.

     

    Pero, de repente, la pandemia convirtió la densidad urbana creadora de tal dinamismo en una espada de doble filo. Como si eso no fuera ya de por sí suficiente desafío, disturbios sociales de muy variada índole están agitando ciudades de todo el mundo, sacando a la luz problemas que llevan mucho tiempo sin resolver.

     

    Si 2020 tiene algo que enseñarnos sobre la ciudad, es que no deberíamos dar nada por sentado. Las zonas urbanas necesitan soluciones prácticas para hacerlas más resilientes y sostenibles, y las necesitan ya.

     

    Aquí es donde entra en escena el concepto de Smart City: un ecosistema urbano digital que adopta la tecnología de la Internet de las Cosas y conecta múltiples sistemas urbanos. Las capacidades de recopilación de datos, análisis y automatización de la IoT impulsan logros en gestión urbana. Los resultados: los gestores y planificadores urbanos cuentan con información más detallada y específica, aumenta la resiliencia, se reducen los costes municipales y mejora la calidad de vida para los ciudadanos en general.

     

    Las Smart Cities están mejor equipadas para resistir las tensiones a las que se ven sometidas cada vez más las áreas urbanas. Tensiones como el cambio climático, el aumento del nivel de los mares, la escasez de recursos y la desigualdad social. La historia reciente ha añadido crisis de la sanidad pública, recesiones económicas y otros elementos a la lista. 

    Usamos tecnología para crear ciudades que perduren


    ¿Qué aspecto tiene una plataforma de Smart City? Las posibles soluciones pueden diferir tanto entre sí como las ciudades a las que respaldan, pero muchas de ellas comienzan por un alumbrado público conectado.

     

    En las ciudades hay instalados puntos de alumbrado urbano, lo que los convierte en candidatos ideales para desplegar tecnología IoT. Cuando una ciudad despliega una solución conectada como Interact City de Signify, el sistema de alumbrado público hace más que iluminar: también funciona como una infraestructura ubicua y ya electrificada en la que una ciudad puede implementar diferente tecnología IoT. Por ejemplo, sensores, cámaras y radios para promover la cobertura móvil en la ciudad y proporcionar Internet pública de banda ancha.

     

    Cuando un sistema de alumbrado público conectado utiliza luminarias LED, las ciudades pueden materializar de inmediato reducciones significativas en el consumo energético, en las emisiones de gases de efecto invernadero y en costes relacionados con la iluminación, de hasta un 70 % con respecto a la iluminación convencional. Con gestión de iluminación mediante software basado en IoT, esos ahorros pueden superar el 80 %, lo que permite a las ciudades avanzar de manera significativa hacia sus logros de sostenibilidad a la vez que ahorran dinero. Pero la eficiencia energética es tan solo el principio.

     

    Los sensores instalados en las luminarias de alumbrado urbano pueden indicar al sistema la ausencia de personas o vehículos en la calle y reducir las luces para maximizar el ahorro energético. Los sensores de ruido y de calidad del aire pueden supervisar aspectos importantes del entorno de las calles, y permitir a los gestores municipales actuar en nombre de los ciudadanos que viven cerca de "puntos calientes" de ruido o contaminación, mejorando así la calidad de vida en la ciudad.

     

    Los municipios con iniciativas de Smart City ambiciosas y divididas en fases deben crear sus plataformas de Smart City con soluciones adaptables y extensibles. Las API abiertas y los programas de socios desarrolladores, como el programa para socios desarrolladores de Interact (Interact Developer Partner Program) y su Portal para desarrolladores de Interact, permiten a desarrolladores e integradores de sistemas externos compartir datos y comandos desde el sistema de iluminación conectada con otros sistemas de la ciudad.

     

    Pensemos, por ejemplo, en sistemas que respalden la labor de los profesionales sanitarios o de la policía. Unos sensores de ruido ajustados para reconocer disparos pueden hacer que la policía acuda a un lugar concreto. Los niveles de luz pueden subirse automáticamente cuando se produzca algún accidente de noche, de modo que los equipos de emergencias puedan tener máxima visibilidad sobre el terreno. Posibilidades como esas prometen brindar significativos dividendos en términos de bienestar y seguridad ciudadanos, seña distintiva de una comunidad resiliente y sostenible.

     

    El uso compartido de datos con otros sistemas también puede estimular logros analíticos por parte de otras partes interesadas de ciudades adyacentes, logros que también contribuyen a fortalecer más a las ciudades. Los datos sobre contaminación del aire que una plataforma de Smart City recopile resultarán cruciales para el departamento medioambiental de una ciudad, aunque las universidades locales que estén investigando el medio ambiente también pueden encontrarle utilidad, aplicándolos hacia sus propios objetivos. Una plataforma de Smart City flexible e interoperable también puede dar cabida a proyectos piloto y nuevas iniciativas que aún no hayan pasado por la imaginación de nadie.

    La Smart City y la igualdad social


    Como 2020 se ha encargado de demostrar, la igualdad social es en sí importante tanto para la resiliencia como para la sostenibilidad urbanas. La Smart City puede desempeñar una importante función en este ámbito, también, mitigando las desigualdades con las que se enfrentan las ciudades.

     

    Tomemos, por ejemplo, el acceso a Internet de banda ancha. Como nos ha mostrado la nueva era del teletrabajo, contar con una buena conectividad resulta crucial. En pleno periodo de confinamientos al que la COVID-19 ha forzado a muchos países de todo el mundo, una persona sin suficiente ancho de banda podría no ser capaz de ganarse el sustento.

     

    Una plataforma de alumbrado urbano conectado que abarque toda la ciudad podría ayudar a resolver esta desigualdad. Al desplegar postes inteligentes con puntos de acceso a Internet por toda la ciudad, la "brecha digital" comenzaría a reducirse a un asunto de pura infraestructura física. La conectividad se convertirá en un asunto urbano independientemente de las condiciones económicas de los distintos vecindarios, poco menos como lo es ahora el suministro de agua corriente.

    La gran reconstrucción urbana


    Los grandes centros urbanos se recuperarán de los actuales retos a los que se enfrentan, como ya lo hicieron en el pasado de desafíos de mayor envergadura si cabe. Los aleccionadores efectos de 2020, con la crisis que ha traído consigo, aparentemente surgida de la nada, ofrecen a los responsables de las ciudades una oportunidad de afrontar la reconstrucción de manera que sus municipios salgan más fortalecidos que nunca.

     

    La tecnología de Smart City, con sus poderosas armas para mejorar la resiliencia y la sostenibilidad urbanas, puede desempeñar un importante papel en la recuperación de los muchos golpes que 2020 nos ha propinado. También puede ayudar a los responsables de las ciudades a comprender por qué tiene sentido invertir en crear una plataforma de Smart City, ahora y para el futuro.

    Acerca del autor

    Eng Yong Liang, responsable global del subsegmento para ciudades en Signify
    Eng Yong Liang es responsable global del subsegmento para ciudades en Signify. Comenzó su carrera en iluminación hace 20 años como ingeniero de ventas antes de pasar a gestión empresarial y de producto. Yong Liang se incorporó a Signify en 2010, a cargo de las carteras de luminarias de exterior. Actualmente es responsable de los sistemas globales para calles y carreteras, Smart Cities y propuestas de servicios.

    Compartir este artículo

    ¿Qué puede hacer Interact City por ti?

    Síguenos en: